Donde dije "Boom", digo "Pum"

¿Recuerdan?


¡Sí, Batman! Aquella fabulosa serie que muchos de nosotros disfrutamos de niño y que nos restó importancia, llegando incluso a la admiración, que un tipo vestido con leotardos grises y algo excéntrico era lo más guay del mundo. Dejando a un lado las pintas de estos peculiares héroes, la fachada de los villanos o las tramas de la serie y recordando de ante mano que estamos hablando de una producción de los años 60... lo cierto es que la cabecera me va de lujo para presentar el tema del cual quiero ocuparme en esta entrada: las onomatopeyas.

Ya saben, onomatopeya.
(Del lat. tardío onomatopoeia, y este del gr. ὀνοματοποιΐα).


1. f. Imitación o recreación del sonido de algo en el vocablo que se forma para significarlo. Muchas palabras han sido formadas por onomatopeya.

2. f. U. en algunos casos para referirse a fenómenos visuales; p. ej.tic nervioso, zigzag.

3. f. Vocablo que imita o recrea el sonido de la cosa o la acción nombrada.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Y eso es precisamente lo que hace Batman cada vez que se lía a tortas con algún enemigo. Lo hace Batman, Superman, Goku, etc... pero, ¿esos puñetazos que arrean nuestros héroes suenan igual en todos los idiomas? Golpeemos:
  • Español: ¡Zas!
  • Inglés: Pow!
  • Alemán: Krak!
  • Francés: Bing ! / Splaf ! / Tchac !

Tras este ejemplo, ya podemos comprobar como no se utilizan las mismas onomatopeyas para representar un mismo sonido. Cada idioma se encarga de la producción de sus propias palabras y esto es otro elemento a tener en cuenta al realizar una correcta traducción de un texto gráfico.

Veamos ahora algunos ejemplos más y observemos como van variando según su idioma:

Piolar
  • Español: pio, pio 
  • Inglés: cheep, cheep / tweet
  • Alemán: tschiwitt
  • Francés: cui, cui

Cañón disparando o arma de fuego
  • Español: pum
  • Inglés: bang / boom / pow
  • Alemán: päng
  • Francés: pan
Ladridos
  • Español: guau, guau 
  • Inglés: woof, woof / arf, arf
  • Alemán: wau, wau
  • Francés: ouaf, ouaf
Estornudo
  • Español: ¡Achís! 
  • Inglés: Achoo!
  • Alemán: Hatschi!
  • Francés: Atchoum
Cabra / Oveja
  • Español: beee 
  • Inglés: naa
  • Alemán: maehh, maehh (baehh, baehh para la oveja)
  • Francés: bêê
Cerdo

  • Español: oink / oinc 
  • Inglés: oink
  • Alemán: grunz
  • Francés: groin, groin
Aullido
  • Español: ¡auuu!
  • Inglés: owooooo
  • Alemán: huh
  • Francés: ooouh
Aplausos
  • Español: ¡plas, plas!
  • Inglés: clap, clap!
  • Alemán: klatsch, klatsch!
  • Francés: clap, clap ! / klap, klap !
Beso
  • Español: mua
  • Inglés: smooch
  • Alemán: schmatz
  • Francés: muac!

¿Increíble? Bueno pues atiendan a esta otra curiosidad:
  • Aunque en principio las transcripciones sonoras no conllevan ningún tipo de copyright, han de saber que la popular Marvel Comics registró dos onomatopeyas por ser de creación propia. Una era para imitar el sonido de Spiderman al lanzar su tela de araña (thwip!) y la otra la correspondiente al sonido de las garras que salen de los puños de Lobezno (Snikt!):




Después de tanto ruido gráfico toca dar una explicación a todas estas variaciones lingüísticas:

Según Saussure, uno de los lingüistas más importantes del siglo XX, el signo lingüístico es arbitrario, es decir, que un objeto cualquiera reciba un substantivo para mencionarlo no significa que dicho substantivo sea exclusivo para su mención. Por ejemplo: cualquier castellano-hablante designa al mueble que se utiliza para el descanso del cuerpo "cama", lo cual es arbitrario. Sin alejarnos del castellano, en un registro vulgar escucharíamos para mencionar a dicho mueble la palabra "piltra", con lo cual ya obtenemos una variación. Así que, no hay ninguna norma que nos exprese la obligación o exclusividad de llamar a este objeto "cama" en lugar de "Bett", "bed", "lit", etc.

Dicho principio lingüístico también se aplica con las onomatopeyas. Que el perro haga "guau, guau" es algo arbitrario, es la transcripción que aplicamos en nuestro idioma, pero no es un signo común para todos.

A parte de las normas lingüísticas, con las onomatopeyas encontramos también un intento de reproducir el sonido gráficamente. Una reproducción que a la hora de articularlo con fonemas está sujeto en cada idioma a diferencias fonéticas variando, por consiguiente, la transcripción del sonido.

Es por ello que en una onomatopeya nos proporciona información arbitraria y subjetiva del idioma que la desarrolla.

Para acabar quisiera hacer un pequeño inciso sobre la producción de las onomatopeyas en las lenguas anglosajonas como el inglés o el alemán. En tales idiomas es muy frecuente la creación de onomatopeyas a partir de la base verbal del objeto que produce el sonido en cuestión:

cerrar una puerta (en inglés): Slam! / producido a partir de la expresión "Slam the door".
sollozar (en alemán): schluchz! / producido a partir del verbo schluchzen.

En dichas creaciones se mantiene por igual el principio de arbitrariedad y subjetividad.

Tras este breve y silencioso catálogo sonoro, solo falta recomendarles que agudicen bien sus oídos y ojos a la hora de traducir las onomatopeyas, pues también nos exprimen, con gran talento, una información muy útil.

¡Y se acabó!

4 comentarios:

  1. Muy buena la entrada, pero solo una puntualización: la onomatopeya de las garras de Lobezno es «SNIKT!», y es esa la que tienen registrada.

    «SCHLIKT!» es la onomatopeya que usaron durante una etapa en los 90 en la que Magneto le extrajo el adamantium a Lobezno, dejando las garras solo de hueso.

    Por lo demás, insisto, una entrada brutal.

    ResponderEliminar
  2. Hola Javier:

    Muchas gracias por tus sabias palabras, ahora mismo lo rectifico. Lo cierto es que esta curiosidad del registro la encontré en una fuente americana que indicaba, erróneamente, el uso de la onomatopeya "Schlikt!" como habitual en Lobezno. Además, tal y como se ve en la imagen que he incluido como ejemplo, es verdad que el empleo de esta onomatopeya viene asociada a la acción de sacar las garras de hueso.

    Muy bien visto, sí señor.

    Un abrazo,

    Christian.

    ResponderEliminar
  3. El artículo me fue de gran ayuda, para un texto que estoy redactando. Gracias. Plas plas.

    ResponderEliminar
  4. LOBEZNO jajajaja

    ResponderEliminar